Un Poco de Historia

Resulta muy difícil buscar los orígenes de la Orden Franciscana Seglar. Los trabajos históricos más recientes sobre el tema piensan que su origen se encontró en los “penitentes” que florecieron en Europa desde el siglo XII. Se trataba de mujeres y hombres que buscaban seguir una vida de conversión sin dejar su realidad, y que se asociaban por lo general en pequeños grupos o “fraternidades”.


Francisco de Asís comenzó su experiencia religiosa llevando precisamente una vida de penitente, y los primeros frailes menores se presentaron al principio a sí mismos como “penitentes” de Asís. En unos pocos años, el movimiento franciscano se convirtió en formas de vida religiosa regular, tanto masculinas (los Frailes Menores) como femeninas (las Clarisas). Pero al mismo tiempo, bajo la inspiración directa de Francisco de Asís y de los primeros frailes menores fueron surgiendo fraternidades de seglares que vivían como Hermanos y Hermanas de la Penitencia y que se sentían integrantes de la gran Familia Franciscana. Para ellos Francisco pensó un proyecto de vida evangélica seglar dentro de su Familia Religiosa, del que nació la “Orden de la Penitencia” o Tercera Orden Franciscana.


El rápido crecimiento de las fraternidades de seglares franciscanos obligó a crear normas que regularan su forma de vida, su organización y su papel en la sociedad. Para ello el papa Honorio III aprobó en 1221 el Memoriale Propositi, que se ha considerado como la “primera regla” que la Iglesia entregó a los Franciscanos Seglares, y que recogía las orientaciones que Francisco había dado a las Fraternidades de Penitentes.


A lo largo del siglo XIII las fraternidades de penitentes franciscanos crecieron por toda Europa. Estas fraternidades locales estaban muy unidas entre sí, y desde muy temprano los franciscanos seglares sabían que formaban parte de una orden universal. En el año 1230 una bula papal ya nombraba expresamente a los “Hermanos de la Tercera Orden de San Francisco”.


Pero la aprobación oficial de esta forma de vida por el Papa no llegaría hasta el año 1289. Fue entonces cuando el papa Nicolás IV aprobó una Regla para “todos los hermanos y hermanas de la penitencia” de San Francisco, que representaba la aprobación oficial de la Orden Tercera Franciscana, que es como se llamó durante mucho tiempo a la Orden Franciscana Seglar. La Regla de 1289, dejaba casi los mismos contenidos del Memoriale Propositi de 1221, aunque ordenándolos y estableciendo que los franciscanos seglares quedaban bajo el cuidado espiritual de los frailes de la Primera Orden.


Durante la Edad Media la expansión de la Tercera Orden Franciscana fue impresionante. La influencia de los franciscanos seglares en la sociedad medieval fue muy grande. Dentro de sus Fraternidades había gente de todos los grupos sociales de la época ayudando a eliminar poco a poco las bases de la sociedad feudal, apareciendo sentimientos democráticos. Sobre todo en Italia el movimiento penitencial franciscano ayudo a la sociedad de las ciudades, que sufrían a menudo la guerra y los enfrentamientos civiles. Sabemos también lo importante que fue el franciscanismo seglar en la Edad Media por la gran cantidad de santos de la época que hubo en la Orden.

La Orden Franciscana Seglar en Chile
  • Dónde Estamos

    Con la llegada en 1553 a Chile de los hermanos Franciscanos de la primera orden, y con la aprobación de la Custodia de la Provincia de la Santísima Trinidad en 1565, al poco tiempo después empezaron a surgir las primeras fraternidades de la tercera orden en el país.


    Hoy en día, la Orden Franciscana Seglar está presente en casi todo el territorio Nacional, distribuidas en fraternidades locales, las cuales son coordinadas por un consejo regional.


    Dentro de la Familia Franciscana ocupa un lugar peculiar la Orden Franciscana Seglar, cuyos hermanos y hermanas, movidos por el Espíritu Santo, viven una vocación específica orientada a la vida y la acción apostólica, tanto al interior de la Iglesia, como en hacer presente los valores del Evangelio de Jesús en el mundo entero, en los distintos ámbitos del diario vivir.

  • Región Norte Grande

    Fraternidades Pertenecientes a la Región Norte Grande


    Fraternidad Ciudad
    Nuestra Señora de Las Peñas Arica
    Nuestra Señora de Los Angeles Arica
    La Porciúncula Arica
    Trovadores de la Paz Arica
    Santa Isabel de Hungría Iquique
    San Francisco de Asís Antofagasta
    Padre Negro Copiapó
  • Región Cuarta y Quinta

    Fraternidades Pertenecientes a la Región Cuarta y Quinta


    Fraternidad Ciudad
    San Antonio de Padua La Serena
    Monte Alverna Salamanca
    Juan Pablo II Los Andes
    Nuestra Señora De Los Angeles Curimón
    Santa Isabel de Hungría Quillota
    Las Llagas de San Francisco Limache
    San Francisco de Asís Quilpue
    Santa Clara de Asís Viña del Mar
    San Francisco de Asís del Cerro Barón Valparaíso
  • Región Metropolitana y Sexta

    Fraternidades Pertenecientes a la Región Metropolitana y Sexta


    Fraternidad Ciudad
    San Francisco de Asís de La Recoleta Santiago
    Peregrinos del Reino Santiago
    Capuchinos Santiago
    San Francisco de Asís de La Alameda Santiago
    Nuestra Señora de Belén Santiago
    San Felipe de Jesús Santiago
    San Antonio de Padua Santiago
    Santa Rosa de Chena Santiago
    Santa Maria de Belén Santiago
    Las Antoninas Santiago
    Inmaculada Concepción Santiago
    San Francisco de Asís de La Cisterna Santiago
    Santa Clara de Asís Santiago
    Beato Luquesio Santiago
    Santa Clara de Asís Rapel de Navidad
    San Francisco de Asís Rancagua
  • Región Centro

    Fraternidades Pertenecientes a la Región Centro "San Juan XXIII


    Fraternidad Ciudad
    San Bernardino Mulchén
    Santa Maria De Los Angeles Los Angeles
    La Porciúncula Hualpén - Concepción
    San Francisco de Asís Concepción
    San Buenaventura Chillán
    San Luis Rey de Francia Parral
    Fray Andresito Cauquenes
    Pío de Pietrelcina Longaví
    Santa Isabel de Hungría Talca
  • Región Sur Austral

    Fraternidades Pertenecientes a la Región Sur Austral


    Fraternidad Ciudad
    La Florecillas Angol
    Santa Clara de Asís Collpulli
    Las Huellas del Caudillo Traiguen
    Paz y Bien Lautaro
    Pablo VI Carahue
    Fray León Temuco
    San Antonio de Padua Padre las Casas
    San Francisco de Asís Valdivia
    San Francisco de Asís Osorno
    San Damián Castro
    Fray Andresito Punta Arenas
  • La Fraternidad
    Vivir La Fraternidad

    Los franciscanos seglares, comprometidos a seguir el ejemplo y las enseñanzas de Cristo, dedíquense a un estudio personal y frecuente del Evangelio y las Sagradas Escrituras.


    La fraternidad se reúne en un espíritu de oración y con la alegría de encontrarse entre ellos y con Jesús, presente en medio de la fraternidad, por la gracia del Espíritu Santo.


    Las hermanas y hermanos comparten, además momentos de formación, que les permitirá seguir caminando hacia Dios Sumo Bien y Bien Total. Por cuanto “no podemos vivir aquello que no conocemos”. Para finalizar se comparte la vida.


    Dios, en su infinito amor y misericordia, nos anima y bendice permanentemente con nuevos hermanos y hermanas que anhelan vivir el seguimiento de Cristo en el camino trazado por los hermanos Francisco y Clara de Asís.

Protagonistas en la vida de la Orden Franciscana Segla

Ser Franciscano Seglar

Hoy en día, la Orden Franciscana Seglar fundada por san Francisco de Asís, es una forma de vida donde hombres y mujeres de cualquier condición social están llamados a “vivir el Santo Evangelio de nuestro Señor Jesucristo” a la manera de san Francisco en la sociedad de hoy, en su estado de vida (casados, solteros, viudos, clérigos y diáconos seculares), observando la Regla de vida y las Constituciones aprobadas por la Iglesia. Están presentes en el mundo viviendo una actitud de desapego hacia los bienes terrenos con un continuo espíritu de conversión, construyendo un mundo más fraterno, trabajando por la Justicia y la ecología, colaborando en proyectos misioneros, siendo instrumentos de Paz e intentando llevar al mundo Esperanza y Alegría en comunión fraterna.

Jesús tiene una Invitación para Ti

Amigo, Amiga.. Si sientes que el Señor Jesús te llama a vivir Su Evangelio, como una Buena Noticia del Reino en el aquí y ahora, como hermano(a) Franciscano(a) Seglar consagrado(a) en la Iglesia y para la sociedad, acércate a la parroquia o capilla franciscana más cerca del lugar donde vives y pregunta por la fraternidad OFS, o puedes escribirnos para contactarte con el hermano promotor vocacional de tu región para que te acompañe en tu proceso de búsqueda, en la oración, la formación y la vivencia de la fraternidad, y así vayas discerniendo sobre el llamado que Dios hace para tu vida.

Contacto
Páginas Amigas